jueves, 26 de abril de 2007

CACTUS

Un día mi cactus(a) me comentó que se le estaba despertando el instinto maternal. No queriendo herir sus sentimientos, asentí con decisión que era una gran idea.
Tres meses después, mi cactus(a) ha sido madre (y de gemelos!)... ahora sólo me queda por comprobar si los pimientos rojos que llevan viviendo casi medio año en mi nevera han tenido algo que ver en todo este asunto...

4 comentarios:

Cervecerix dijo...

Para estas cosas no hay nada como la prueba del ADN... De todas formas también puedes mirar a ver si los pimientos tienen agujeritos provocados por el acto con el cactus... :-)

Lu dijo...

Decidida a abrir una investigación me dirijo a mi nevera...pero qué me encuentro, o mejor dicho... qué no me encuentro??? LOS PIMIENTOS!!!
Que no cunda el pánico, reflexiono...y...mierda! Qué ricos estaban los pimientos asados que hizo mi madre para comer.
Me armo de valor y me acerco a mi cactus(a):
"Creo que me he comido al padre de tus hijos"
"um, igualmente pensaba criarlos yo solita"

absenta dijo...

tras la hermosa oda a la maternidad...un recuerdo asaltó mi memoria...yo fui madre...un dia...las visicitudes de la vida me obligaron a dejar mi retoño en manos ajenas y éste encontró cobijo lejos, lejos del seno materno...solo una petición a quien amamanta con esmero a mi pequeña criatura: una señal...tal vez una foto para mirarle a los ojos y enkontrar en su mirada la mia...
Firmado: mamá Aloe

Lu dijo...

Di? eres tú? uooooo qué sorpresa más grataaaa!!! te has hecho un friki blog tu tb? jajaja...pero no me deja verlo... me lo has censurado? :P